GALERÍA DE FOTOS

GALERÍA DE FOTOS

Descubrimos a los animales albinos más curiosos de la naturaleza

Personas y animales tienen en común la posibilidad de padecer la mutación genética que causa albinismo. En esta galería te enseñamos cómo son los animales más singulares de la naturaleza.

Igual que sucede con los humanos, los animales también pueden padecer albinismo, una condición genética que causa la ausencia de pigmentación en la piel, ojos y pelo.

Para algunos animales, esto significa mucho más que una simple apariencia diferente: muchos de ellos utilizan sus colores para camuflarse y ser invisibles para sus potenciales presas e incluso para ocultarse de sus depredadores, pero al no producir pigmentos y tener su piel o pelaje blanco es muy difícil para ellos mimetizarse con su entorno.

Este inusual fenómeno puede ocurrir de tres maneras: por albinismo, leucismo e isabelinismo.

El albinismo es un rasgo recesivo, lo que significa que el animal ha heredado la mutación de sus progenitores. Este es el caso del conocido gorila Copito de Nieve, que recibió de sus padres este gen.

Los animales leucísticos son evidentemente blancos, pero pueden producir algunos pigmentos, como el color de los ojos.

El tercer trastorno se denomina isabelinismo, y también es una mutación genética. La diferencia con el albinismo que es que los animales que lo padecen todavía pueden generar pigmentos.

Más allá del tipo de albinismo presente, un animal albino generalmente presenta problemas de salud, sobretodo en la vista, la piel y el oído. En la naturaleza, estos problemas suelen ser serios, pero con unos cuidados particulares el animal puede mejorar mucho su calidad de vida.

Hazte Eco | Madrid | 12/02/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.