LO LLAMARON 'DIAS'

LO LLAMARON 'DIAS'

Kunkush, el gato refugiado que recorrió Europa para reencontrarse con sus dueños

El felino viajó desde Irak a Grecia, junto a su familia, escapando de los bombardeos del Estado Islámico. Después de cuatro meses perdido y separado de sus dueños, Kunkush ha podido reencontrarse con ellos gracias a la solidaridad de muchas personas.

Kunkush, el gato refugiado
Kunkush, el gato refugiado | Agencias

El drama de los refugiados provenientes del norte de África y el Medio Oriente hacia el continente europeo en busca de una vida lejos de los bombardeos no es exclusivo de los seres humanos. Los animales también lo sufren. Este es el caso de Kunkush, un felino que viajó miles de kilómetros, junto a sus dueños, en un bote desde la ciudad iraquí de Mosul, controlada por el Estado Islámico, hasta Lesbos, en Grecia. Una vez llegados a tierras helénicas, en noviembre del 2015, el gato se escapó y su familia no tuvo más remedio que seguir su dura travesía sin él.

Fue así como Kunkush se quedó sólo y abandonado en el puerto pesquero griego de Skala Sykamenia, donde era habitual verlo buscando comida o cerca de alguna hoguera refugiándose del frío. Con el tiempo, el gato consiguió ganarse la simpatía de los lugareños. Por su color y pureza, los locales comenzaron a llamarlo 'Dias' (nombre griego del dios Zeus).

Kunkush, el 'gato refugiado'

Sin darse cuenta, este felino se convirtió en el símbolo de la lucha de miles de familias por escapar de la guerra, que además se ven obligadas a separarse de sus seres queridos.

Para ayudarle, varios voluntarios se organizaron y le localizaron, le bañaron, le alimentaron y le llevaron a un veterinario, quien confirmó que su estado de salud era el adecuado. También le colocaron un microchip para facilitar la búsqueda de su familia.

A partir de ahí, las redes sociales se movilizaron y crearon varias campañas para encontrar a su familia y conseguir reunirles.

Se creía que la familia de 'Dias' podía estar en Alemania, donde suelen llegar muchos refugiados iraquíes, por lo que una voluntaria llamada Amy, se ofreció para cuidarlo, hasta que sus amos aparecieran, y pagó los gastos del viaje del felino desde Grecia a Alemania.

Finalmente, tras cuatro meses separado de los suyos, su familia fue encontrada en Noruega y gracias a la ayuda desinteresada de muchas personas, este gato pudo reunirse de nuevo con ellos. Y con esta foto, publicada en la página de Facebook, dedicada a 'Dias' fue como los seguidores del felino nos enteramos que  su nombre real era Kunkush.

Gracias a las redes sociales, Kunkush pudo volver con su familia

Hazte Eco | Madrid | 04/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.