UNA MODA PELIGROSA

UNA MODA PELIGROSA

Perros potencialmente peligrosos, ¿cómo educarlos?

En los últimos días, un hombre, residente en la provincia de Alicante, ha sido hallado muerto al ser atacado por cinco perros potencialmente peligrosos (PPP). Tras este grave incidente ha vuelto a resurgir el debate sobre el verdadero culpable de este incidente: el animal o el dueño. Los PPP, son razas con atributos físicos más fuertes, que presentan agresividad en el ataque y defensa con gran tenacidad. Pero con una buena educación y siguiendo las pautas establecidas en la ley, se pueden evitar muchos problemas como el ocurrido en Alicante.

Perros potencialmente peligrosos - Imagen de archivo
Perros potencialmente peligrosos - Imagen de archivo | Agencias

Luis Ángel Sala, un empresario muy conocido de la localidad de Beniarbeig, un pequeño pueblo dormitorio de Alicante, fue atacado en su propia finca por una jauría de perros peligrosos, según han informado la Guardia Civil.

Estos perros proceden de una propiedad cercana al huerto del fallecido, donde las autoridades encontraron cinco perros  de razas mestizas de pitbull y bulterrier. Solo uno de ellos tenía el chip identificativo obligatorio y el dueño no tenía la documentación y la autorización necesaria para su posesión. Los perros, finalmente, han sido sacrificados.

Dos de los perros sacrificados por matar a un hombre en Alicante

Este incidente ha reabierto el debate sobre el peligro que supone los perros potencialmente peligrosos (PPP) para la seguridad de las personas. Algunas asociaciones en defensa de los derechos de los animales, como PACMA, ha asegurado que la culpa del ataque de estos perros no recae en los animales, si no en los dueños, que desconocen como educarlos y manejarlos.

Pero, ¿qué es un perro de estas características?  Los PPP se reconocen por sus atributos físicos como su fuerte musculatura, su aspecto robusto o su configuración atlética; por su agresividad en el ataque o por la defensa con gran tenacidad. Estas razas son el resultado de cruces en busca de perros para peleas, defensa, ataque, custodia o vigilancia. Los Pitbulls, Rottweiler, el Dogo argentino o el Fila Brasileño pertenecen a estas razas.

Pero, ¿se puede controlar esta gran agresividad? Los expertos dan algunos consejos para educar a los PPP.

1. Es recomendable adoptarlos desde cachorros para poder enseñarles adecuadamente a ser parte de la familia, pero con unos límites establecidos para que comprenda que todos en la casa tiene más autoridad que él.

2. En necesario ponerle al perro el chip identificativo obligatorio y tener la documentación en regla, como la licencia necesaria, además de inscribirlo en un registro determinado en cada comunidad.

3. Intenta que tenga experiencias positivas. Un perro maltratado se puede convertir en peligroso sea o no de estas razas. 

4. La sociabilización es una parte muy importante. Enséñale a estar con otros perros y personas para que pierdan el miedo y aprendan el respeto por el ser humano.

5. No darle comida cuando la pide, si no en horarios establecidos. En estado salvaje, los perros dominantes son los primeros en comer. Hay que enseñarle que esto no ocurre en el hogar.

6. Evitar que el perro muerda cuando esté jugando. Puedes desinhibir su mordida cuando es cachorro.

7. Quema su energía física y mental, pues son perros muy activos que necesitan estar en constante movimiento.

8. Paséalo siempre con correa y bozal y lleva la licencia a mano para cualquier problema que pueda surgir. 

9. No le dejes solo por largos periodos de tiempo. Tiene que aprender que tú tienes la autoridad y al estar solo tiende a tomar decisiones que afectaran a su equilibrio mental. Cuando esté contigo también las querrá tomar y tu negativa lo confundirá, de manera que puede aparecer la agresividad.

10. Presta atención al lenguaje corporal. Cuando los perros echan las orejas hacia atrás es que están asustados y pueden atacar.

Con un buen cuidado y educación, los perros potencialmente peligrosos no deben suponer un problema para la seguridad humana. Esto surge cuando no se les presta la atención ni se les da los cuidados que necesitan. Estos perros no son una moda sino un compañero fiel que al que debemos prestar una mayor atención.

Hazte Eco | Agencias | Madrid | 22/02/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.