La hipercolesterolemia constituye uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte en toda España. La población general presenta una gran falta de concienciación al respecto, pero es imprescindible controlar los niveles de colesterol de forma adecuada e individualizada para cuidar la salud.

El primer consejo para mantener estos niveles estables es llevar una dieta equilibrada, especialmente en los niños. Sin embargo, para ello es fundamental saber qué es exactamente este estilo de alimentación.

No se trata, por tanto, de eliminar ciertos alimentos de la dieta, ni de cambiar los productos tradicionales con los ‘light’, sino que va más allá. En este sentido, para llevar una dieta equilibrada no hace falta renunciar a una alimentación sabrosa, saciante y apetecible.

El cuidado de la dieta debe combinarse con el ejercicio físico, otro de los factores clave para cuidar el colesterol; en este sentido, la mitad de los españoles hacen deporte, pero solo un 5% afirma haber contado alguna vez con un entrenador personal.

Se trata, por tanto, de una figura fundamental para conseguir resultados de forma exponencial y alcanzar los mayores beneficios de cada individuo, teniendo en cuenta sus singularidades, patologías y características personales.

Finalmente, un tercer consejo que resulta muy eficaz en el cuidado del colesterol es el consumo de alimentos funcionales, que contienen, además de su valor nutritivo, componentes biológicamente activos que aportan algún efecto añadido y beneficioso para la salud.

En este sentido, el consumo de productos como el pescado azul o los frutos secos ricos en omega 3, constituye algunas de las mejores estrategias naturales para regular los niveles de colesterol de forma natural.

Quizás también te interese...