Un día normal, Carlos salió con su moto a hacer una ruta. Tras tomar un café y salir a un pueblo de Mallorca, en una carretera se le fue la moto y su cuerpo golpeó contra un guardarraíl. Tras un mes y medio ingresado en la UCI se dio cuenta de lo que había sucedido y asegura que “fue como nacer otra vez.” Carlos se siente privilegiado por tener el apoyo de su familia y sus amigos, y tiene ganas por salir adelante. Además recuerda que “no sólo por pasar la ITV va a estar bien la moto, hay que tenerla puesta a punto”. Ahora Carlos quiere reencaminar su vida y volver a estudiar, ya que su trabajo era como conductor de camiones y debido al accidente ya no podrá hacerlo. Ahora, Carlos quiere estudiar para auxiliar administrativo.

Jaime iba en su moto cuando un coche realizó un cambio de sentido en un lugar no indicado y colisionó contra él, lo que provocó que la moto fuera contra su espalda. Una imprudencia ajena le costó a Jaime un rehacer su vida por completo y recuerda que hay que prestar mucha atención al volante “porque puedes cambiar la vida de la otra persona”. Él no pierde su sentido del humor y sus ganas por salir adelante. Jaime quiere poder organizar su vida para estudiar psicología.