Javier Olave, Asesor de contenidos de Ponle Freno, ha moderado estas conversaciones, poniendo sobre la mesa las cifras que convierten a este colectivo en uno de los especialmente vulnerables: 80 ciclistas muertos totales en 2019 y ya computados 36 en carretera en fallecimientos a las 24 horas (cifra a falta de consolidar con el resto de fallecidos en bicicleta en otros entornos) en 2020, pese a las restricciones y la movilidad reducida.

Alberto Contador en las Jornadas Ponle Freno sobre ciclistas | Ponle Freno

Alberto Contador, que en sus 15 años como profesional ha recorrido más de 3,5 millones de kilómetros sobre las dos ruedas, señala que “cada vez somos más conscientes de tener una vida saludable y no hay mejor medio para ello que la bicicleta”. El ganador de las máximas competiciones del ciclismo se muestra rotundo sobre el tándem bicicleta-casco: “Sin duda soy partidario. Lo siento, pero yo no contemplo ir a comprar el pan con mi bicicleta en mi pueblo sin casco y si vas con hijos hay que mentalizarles desde el primer momento”, subraya en estas Jornadas, ya que “estamos hablando de pasar un poco de calor a perder la vida”, por lo que para él es una “grandísima opción que sea obligatorio”, y no entiende que se cuestione en las ciudades, “donde hay mil incidencias”.

Contador: "Sin duda soy partidario. Lo siento, pero yo no contemplo ir a comprar el pan con mi bicicleta en mi pueblo sin casco y si vas con hijos hay que mentalizarles desde el primer momento".

Sobre este punto, el campeón paralímpico Roberto Alcaide confiesa que “soy de los antiguos ciclistas que no llevaba casco y te das cuenta de que es importantísimo, soy total defensor, está más que comprobado que en una caída normal te salva la vida, es primordial”, asegura, al tiempo que aplaude la campaña de Ponle Freno sobre la comparación de pensar en un tractor a la hora de adelantar a un ciclista: “es totalmente real”.

Josep Alfonso, director general del Centro de Estudios y Opinión | Ponle Freno

Josep Alfonso también se ha referido a este aspecto haciendo referencia en primer lugar a los datos del reciente estudio publicado por el Centro de Estudios y Opinión acerca de que el 92% de los conductores considera que es algo positivo que las bicicletas se incorporen a la movilidad del transporte.

“Son datos significativos, se observa una convivencia”, ha asegurado, mientras destacaba otra de las grandes conclusiones de este informe: “el 92% coinciden en que el casco como medida de prevención debería de estar presente ya. Sin duda el casco aporta ese valor a la prevención, es una cuestión de madurez, cada vez más se ve como un elemento fundamental”.

Josep Alfonso: "Tenemos que ir adaptándonos todos para sentar las bases de esa convivencia entre vehículos y ciclistas porque va a ir a más".

Alfonso también destaca, de acuerdo a los datos del estudio, que el 79% de los conductores cree que los ciclistas deberían tener un seguro obligatorio para circular en la vía pública, algo que “nos lleva a la reflexión”, según Alfonso, que añade: “no sé si seguro obligatorio, pero si es necesario compartir los beneficios de una seguridad; la responsabilidad civil la van a tener igualmente, pero si tienes un seguro las otras responsabilidades las toma la póliza o, si no, respondes con tu propio patrimonio; es una tranquilidad desde el punto de vista de la protección”.

Hacia una mayor convivencia

Alfonso, que ha avanzado dos nuevos estudios próximamente -sobre las causas y consecuencias de los accidentes con animales y sobre motoristas- se ha detenido en otro dato del citado informe que revela que el 39% de conductores pide que se regulen los días y las horas para que circulen las bicicletas. “Cuando nuevos actores se incorporan de forma significativa hay sensación de que se colapsan las vías, que se invierte mayor tiempo, es un asunto de convivencia y de normalización, es normal en un momento actual que exista cierta resistencia”, asegura, al tiempo que se muestra convencido en que esa normalización vaya a más: “seguramente las ciudades no se diseñarían ahora igual, serían más pensadas para el ciudadano de a pie. Tenemos que ir adaptándonos todos para sentar las bases de esa convivencia porque va a ir a más”.

Sobre esta convivencia, Contador añade que “los coches a veces te dicen ‘a practicar deporte en otro sitio’, son frecuentes las muestras de intolerancia, pero está mejorando entre los profesionales de la conducción”, destaca, especialmente entre los camiones y graveras, “que respetan y eso te hace ser optimista”. “Cuando hay un tractor la gente para, cuando hay un ciclista se sigue viendo como un estorbo. Queda mucho por hacer, todos tenemos que ir aportando nuestro granito de arena, también hay ciclistas que no respetan”, continúa.

Preguntado por si ha vivido momentos de riesgo, asegura que, en los 15 años más los otros 7 anteriores como profesional, “afortunadamente no he tenido miedo, no he tenido ningún susto, siempre eres consciente de que estas circulando en una vía que hay otros vehículos”, confiesa Contador, que está centrado actualmente en la fundación que lleva su nombre, que trabaja también en la lucha contra el ictus y promueve ‘bicis para la vida’ para dar una segunda y solidaria oportunidad a estos vehículos, entre otros proyectos como el lanzamiento de su propia línea de bicicletas y su faceta como comentarista.

A su juicio, “lo más peligroso es cuando, en una carretera de doble sentido, un conductor se pone a adelantar en sentido contario y, al ver que no hay un vehículo, no mira en el arcén que puede haber ciclistas. Creo que es el momento más crítico”.

Por este motivo, para él, mejorar los arcenes es “fundamental”: “es una lástima que con la cantidad de carreteras que se están reparando se reduzca incluso el arcén, eso obliga a que el ciclista se tenga que meter en la línea blanca. Se repara solamente la parte de circulación de coches y la que circula el ciclista no”.

Por último, uno de los ídolos del ciclismo español, lanza un mensaje: “al conductor, que sepa que en esa bicicleta que adelanta puede ir su hijo, su pareja o su nieto y luego se lamenta. Todos tenemos gente que va en bicicleta, creo que colaborando unos con otros, ciclistas y vehículos podemos mejorar y llegar a una convivencia”.

Campeón paralímpico, Roberto Alcaide, en las Jornadas Ponle Freno | Ponle Freno

Alternativas a los guardarraíles

El campeón paralímpico Roberto Alcaide comparte en las Jornadas 3.0 lo ocurrido aquel 5 de mayo de 2000, en una carrera en la Vuelta de Extremadura: “tuve una caída e impacté con un quitamiedos. En ese momento cambió mi vida, me amputaron el pie izquierdo; hubo una caída en el pelotón y lo esquivé como pude”. Para Alcaide, el factor que agravó aquella caída está claro: “el inicio y el final de los quitamiedos debería estar enterrado y aquel no estaba bien, hubiera sido una caída más. Todos los años vemos las cifras que hay, lo menos grave es que deja a personas como yo, pero son elementos que matan, son cuchillas, deberían de ponerse otras alternativas”. Un punto al que regresó al año y medio del accidente y “ya estaba reparado; no estaría tan bien cuando cambiaron la vía entera”, apunta.

Sobre el problema de los guardarraíles, ha subrayado que “hay infinidad de estudios que a 30-40 por hora te impactas con eso y tienes fracturas brutales y te llevan incluso a perder la vida. Existen alternativas, está muy bien para retener los coches, pero hay que pensar en todos. Incluso también han afectado a coches provocando pérdida de extremidades a sus integrantes”.

En relación con los peligros que pueden surgir sobre las dos ruedas, Alcaide asegura que “empecé a competir con 8 años y me retiré con 38 y la verdad es que se pasan muchas experiencias, prácticamente todos los días tienes algún momento de peligro sobre todo con un vehículo. En carrera está todo el tráfico controlado, pero en el día a día es donde realmente está el peligro. Me han atropellado en una rotonda y me dieron un golpe en un semáforo, afortunadamente en ambos casos la velocidad era baja. He perdido a compañeros. El ciclista de competición sabe que su vida es entre coches cuando va a entrenar”.

Alcaide: "Existe cada vez más respeto, pero, con que un automovilista falle, provoca un destrozo brutal".

Confiesa que “también hay ciclistas que en algún momento se equivocan” y que “un gran porcentaje de los coches respetan a los ciclistas” y plataformas como Ponle Freno están concienciando y ayudando mucho a la convivencia, por lo que “existe cada vez más respeto, pero si solo un 10% de automovilistas no respetan, con uno que falle ya provoca un destrozo brutal”. “Actualmente todos los ciclistas que conozco intentan respetar las normas, nosotros debemos respetar e ir en paralelo, solamente dos”, asegura Alcaide.

Sobre uno de los momentos más complicados que se produce entre vehículos y bicicletas, el campeón paralímpico sostiene que es “cuando dos grupos diferentes de seis se encuentran y uno tiene que adelantar a otro. Ese minuto o dos minutos es peligroso, hay que extremar las precauciones, mejorar la visibilidad con intermitentes en un destello grande y respetar las normas de tráfico escrupulosamente”.

Lo que debes hacer para ser un conductor que respeta a los ciclistas

Siete cosas que debes tener en cuenta antes de circular en bicicleta