Más de un millón de usuarios usan el vehículo compartido para desplazarse por ciudad, según datos de Vehículo Compartido de España (AVCE). En el vídeo, elaborado por la DGT con la colaboración de las principales plataformas de car sharing en España, se hace especial hincapié en que la mayoría de los coches son eléctricos y, por tanto, tienen ciertas peculiaridades.

Tráfico insiste en que la ausencia de embrague puede provocar que el usuario frene de forma brusca. Del mismo modo, al ser vehículos con una mayor aceleración, recuerda que hay que ser prudentes en las salidas de los semáforos y prestar atención a los peatones, por ser vehículos silenciosos.

Por otro lado, el vídeo aporta una serie de consejos para tener en cuenta antes de ponerse al volante, como la obligación de contar con un permiso de conducir válido y en vigor, respetar siempre los límites de velocidad, no conducir tras haber consumido alcohol o drogas y no usar el móvil.