SEGÚN UN ESTUDIO

SEGÚN UN ESTUDIO

La forma de caminar podría ayudar en el diagnóstico de trastornos cerebrales

Existe una causa de demencia, que a veces puede revertirse, pero que suele diagnosticarse tarde ya que presenta síntomas muy similares a otros trastornos. Ahora, con una sencilla prueba, que determina cómo camina una persona, se pueden detectar posibles trastornos cerebrales, según un estudio publicado en 'Neurology'.

La velocidad al caminar podría prevenir la aparición del Alzheimer
La velocidad al caminar podría prevenir la aparición del Alzheimer | Agencias

La prueba para el diagnóstico implica ver cómo de rápido puede caminar una persona mientras hace otras cosa al mismo tiempo.

Así, esta prueba puede ayudar a diferenciar si alguien padece hidrocefalia idiopática de presión normal o parálisis supranuclear progresiva.

La hidrocefalia idiopática de presión normal (iNPH), causada por exceso de líquido en el cerebro, a menudo se puede revertir, pero generalmente no se diagnostica porque comparte síntomas como problemas al caminar, en el equilibrio y al pensar con otras afecciones neurológicas, principalmente parálisis supranuclear progresiva (PSP), que es causada por daño a las células nerviosas en el cerebro.

El estudio incluyó a 27 personas con iNPH, 38 personas con PSP y 38 personas sanas de sexo y edad similares. Las que padecían PSP y los controles sanos tenían una edad promedio de 69 años.

Aquellas personas que padecían iNPH tenían un promedio de edad de 72 años. Todos los participantes en el estudio pudieron caminar, al menos, nueve metros sin ayuda de un andador o bastón.

Los investigadores evaluaron la forma de caminar de los participantes, o la forma de andar, haciendo que todos los participantes caminen sobre una alfombra sensible a la presión que tenía 22 pies (6,7 metros) de largo.

Primero, se pidió a las personas que caminaran a una velocidad lenta, luego a su velocidad preferida y después lo más rápido posible. Luego, se les pidió que caminaran y contaran hacia atrás al mismo tiempo y después de eso, que caminaran mientras llevaban una bandeja.

Los científicos encontraron que caminar mientras contaban hacia atrás resultó en una mayor reducción de la velocidad de la marcha en aquellos con PSP que en aquellos con iNPH.

La velocidad de la marcha se redujo en un 34% en aquellos con PSP y en un 17% en aquellos con iNPH. Cuando caminaban llevando una bandeja, la marcha empeoró para los que sufrían PSP, pero mejoró en quienes estaban aquejados de iNPH, lo que puede significar que la prueba de doble tarea no era lo suficientemente desafiante para aquellos con iNPH, según Selge

Constantes y Vitales | Agencias | Madrid | 26/02/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.