INVESTIGACIÓN DE LA UNIVERSIDAD LIBRE DE BRUSELAS

INVESTIGACIÓN DE LA UNIVERSIDAD LIBRE DE BRUSELAS

Identifican el origen celular de cáncer de mama

Investigadores de la Universidad Libre de Bruselas (ULB) han conseguido identificar el origen celular de los tumores inducidos por la mutación del gen PIK3CA, que suele producir cáncer de mama.

Un equipo español desarrolla un biosensor para detectar el cáncer de mama
Un equipo español desarrolla un biosensor para detectar el cáncer de mama | Agencias

"Identificar el origen celular del cáncer de mama es comprender cómo evoluciona el cáncer para poder desarrollar tratamientos personalizados al tumor de cada paciente", ha explicado el profesor que dirige la investigación de la Universidad Libre de Bruselas (Bélgica), Cédric Blanpain.

Investigadores de la ULB han conseguido identificar el origen celular de los tumores inducidos por la mutación del gen PIK3CA, que suele producir cáncer de mama. El de mama es el cáncer más común entre las mujeres y se puede clasificar de acuerdo a su características historiológicas y moleculares en diferentes subtipos, incluyendo el luminal, el ErbB2 y los tumores de tipo basal.

PIK3CA y p53 son los dos genes mutados más frecuentemente en el cáncer de mama en humanos y se asocian con diferentes subtipos moleculares.

El estudio llevado a cabo en la ULB ha conseguido desvelar el origen celular de los tumores de mama provocados por mutaciones del gen PIK3CA. Además, ha demostrado que la célula cancerígena de origen controla la heterogeneidad del tumor y produce diferentes tipos de tumores. Es decir, se ha probado que, dependiendo de la célula de origen, las mutaciones en PIK3CA y p53 producen diferentes tipos de tumores.

"Nos quedamos muy sorprendidos cuando nos dimos cuenta de que la mutación del gen PIK3CA en las células basales (que rodean la leche que lleva el canal) conduce al desarrollo de tumores luminales, mientras que esta misma mutación en las células luminales conduce a tumores más agresivos, incluyendo los de tipo basal", explicó Alexandra Van Keymeulen, una de las investigadoras.

Mediante el análisis de los pasos que preceden a la formación del tumor, los investigadores belgas han descubierto, a través de la caracterización molecular, que las células se someten a profundas reprogramaciones.

"Estos nuevos hallazgos no sólo demuestran la importancia de la célula originaria del cáncer en el control de la heterogeneidad del cáncer de mama, sino que también muestran que el patrón de expresión genético encontrado en las primeras etapas del tumor es predictivo del tipo de tumores que el paciente podrá desarrollar", subrayó Blanpain.

Los investigadores esperan ahora poder probar que es posible, utilizando medicamentos ya identificados, bloquear la mutación PIK3CA. Igualmente esperan poder desarrollar herramientas que permitan detectar fácilmente, posiblemente a través de un análisis de sangre, estas mutaciones.

Efe | Bruselas | 14/08/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.