NUEVO ESTUDIO

NUEVO ESTUDIO

Investigadores vinculan la inflamación en las embarazadas con el daño cerebral de sus bebés

Se ha demostrado que el estado de las madres influye directamente en la organización cerebral de los recién nacidos y en el rendimiento de la memoria de los niños a los dos años.

Imagen de archivo de una mujer embarazada
Imagen de archivo de una mujer embarazada | EFE

Los episodios de inflamación en embarazadas se vinculan con daños en la organización cerebral de los recién nacidos y en el rendimiento de la memoria de los niños a los dos años, según un estudio divulgado en el último número "online" de 'Nature Neuroscience'.

La investigación publicada en la revista especializada británica fue llevada a cabo por expertos de la Facultad de Salud y Ciencia de las universidades estadounidense de Portland y California. El equipo que realizó el trabajo no establece una relación directa causal entre esos hechos pero corrobora algunos hallazgos mostrados en estudios previos sobre salud pública, que ponen de manifiesto la importancia de la inflamación durante la gestación para el desarrollo del cerebro del neonato.

La inflamación en mujeres embarazadas, bien derivada de infecciones, lesiones u otros factores, guarda una relación con el mayor riesgo de problemas mentales y físicos en su descendencia. El experto Damien Fair de la Universidad de Portland y un grupo de colegas analizaron los casos de 84 mujeres durante su embarazo y las primeras etapas de la maternidad.

Primero midieron los niveles sanguíneos hallados en la proteína inflamatoria de las madres en la primera fase de la gestación, durante el segundo trimestre y en la etapa final del embarazo. Una vez dieron a luz, los científicos midieron la actividad cerebral de los recién nacidos cuando estaban descansando, empleando una maquinaria de resonancia magnética para determinar el patrón seguido por la organización de la red cerebral de los bebés.

Posteriormente, testaron la memoria en funcionamiento de los niños cuando cumplieron dos años, es decir, su habilidad para retener objetos de manera temporal en la mente, como un aspecto importante en la función ejecutiva que puede ser valorada de manera fiable. Mediante el empleo de técnicas de aprendizaje, los autores encontraron un sólido vínculo entre el nivel de inflamación materna y la organización cerebral del neonato y su posterior memoria.

Constantes y Vitales | EFE | Madrid | Actualizado el 03/08/2018 a las 16:52 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.