INFORMATIVO HAZTE ECO

INFORMATIVO HAZTE ECO

La extinción de una especie animal es irreparable

El lobo, el lince ibérico o la foca monje tienen algo en común: están en peligro de extinción. Su existencia en la tierra peligra y esto se debe principalmente a la actividad humana y a la destrucción de sus entornos.

 

Cuando se destruye o se daña un hábitat, los animales que viven en él tienden a desaparecer. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se tala o se quema un bosque.

Pero hay otras causas que ponen en peligro  la supervivencia de los animales como la caza y el comercio  ilegal, la introducción de especies exóticas o la contaminación.

Muchas especies están condenadas a extinguirse porque no se pueden adaptar a los cambios del clima. Es el caso del oso polar, el tigre de bengala, el pingüino, la tortuga de mar o el orangután. Los canguros son otro ejemplo de animales en gran riesgo de extinción. Las altas temperaturas producen incendios forestales que acaban con gran parte de las especies salvajes.

La extinción de las especies es un proceso natural que forma parte de la evolución; el planeta experimenta cambios y los hábitats van variando. Lo que no es normal, según los científicos, es al ritmo que se extinguen actualmente. Creen que en menos de 30 años desaparecerán más de medio millón de especies.

Hazte Eco | Madrid | Actualizado el 03/08/2018 a las 21:50 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.