UNA DE LAS CAUSAS ES EL CAMBIO CLIMÁTICO

UNA DE LAS CAUSAS ES EL CAMBIO CLIMÁTICO

Irán busca en España soluciones para hacer frente a su problema con el agua

Las escasas lluvias, los errores de planificación y desarrollo de infraestructuras y la mala gestión del uso agrícola del agua ha causado en Irán el agotamiento de sus acuíferos, un problema muy grave que busca en España posibles soluciones.

Irán busca en España soluciones para hacer frente a su problema con el agua
Irán busca en España soluciones para hacer frente a su problema con el agua | Agencias

Irán tiene graves problemas por su falta de agua debido al cambio climático, la mala gestión y la sobreexplotación. Por eso Masume Ebtekar, vicepresidenta del país y directora de la Organización de Medio Ambiente de Irán, ha explicado en la localidad de Varzaneh, en el corazón de la República Islámica, en las orillas del humedal Gavjuní, uno de las numerosas fuentes de agua que en la última década se ha visto completamente agotada por la conjunción del cambio climático, la mala gestión y la sobreexplotación.

Por todo ello el Gobierno mira hacia España para buscar soluciones a su preocupante falta de agua. "Tenemos claro que uno de los países con mejor progreso en la tecnología de riego agrícola y mejor uso del agua es España. Irán necesita de su tecnología para mejorar su situación medioambiental",  ha afirmado Masume Ebtekar, vicepresidenta del país y directora de la Organización de Medio Ambiente de Irán.

Ebtekar acudió a Varzaneh para participar en un encuentro con motivo del Día Mundial de los Humedales en un encuentro impulsado por Naciones Unidas, que ha hecho de la protección de las escasas fuentes de agua de Irán una de sus prioridades en el país.

"En caso de que los españoles estén dispuestos, esperamos tener un acuerdo de colaboración lo antes posible en este campo. Ya hemos tenido diálogos, pero no hemos regularizado nada. Hay una responsabilidad mundial con este tema, independientemente del país en el que estemos", razonó la vicepresidente.

Precisamente el lago Gavjuní, de unos 476 kilómetros cuadrados y ubicado en la árida meseta central de Irán, ha sido uno en los que se han puesto en marcha proyectos para su recuperación, que han sido recibidos con opiniones encontradas por los pobladores. 

La falta de agua es uno de los mayores problemas históricos que ha afrontado Irán, cuya orografía complica la distribución de los escasos recursos hídricos, que se concentran en las altas montañas del norte y el oeste, mientras que la inmensa mayor parte del centro y el este del país constituye un enorme desierto.

EFE | Madrid | 04/02/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.