las asociaciones pedían su traslado

las asociaciones pedían su traslado

Mimo y Arán, los dos osos de Arties abandonan su cautiverio y llegan al santuario de Hungría

Por fin las promesas se han cumplido y los dos osos Mimo y Arán que se en encontraban en cautiverio ya han llegado a un santuario de Hungría. Las asociaciones animalistas llevaban años reclamando el traslado ya que pedían mejores cuidados y más espacio para los animales

Mimo y Arán, los dos osos de Arties que vivían en cautiverio, llegan al santuario de Hungría
Mimo y Arán, los dos osos de Arties que vivían en cautiverio, llegan al santuario de Hungría | Agencias

Hoy nos hacemos eco de una bonita historia con final feliz: Mimo y Arán, los dos osos pardos que han vivido durante veinte años en una pequeña instalación zoológica de Arties, han llegado en perfecto estado de salud a su nuevo hogar, el santuario de Medveotthon, en Hungría, según informa el Conselh Generau d'Aran.

El traslado de los dos animales se ha hecho realidad tras varios años de reivindicaciones de asociaciones animalistas, que reclamaban mejores cuidados y espacio para los dos osos.

En 1996, la Generalitat autorizó al núcleo zoológico de esta localidad a albergar dos osos pardos, Dami y Mimo, procedentes de un decomiso, con el fin de exponerlos al público como herramienta de educación ambiental. En 2010, Dami murió y fue reemplazado por una hembra joven, Arán, procedente del Parque de Naturaleza de Cabárceno.

Mientras Mimo es propiedad de la Generalitat, Aran es propiedad del Ayuntamiento de Arties. Dos años después, la entidad animalista FAADA, junto con otros grupos, comenzaron una campaña de recogida de firmas para pedir la retirada de los osos del pequeño recinto en el que se encontraban al considerarlo totalmente inadecuado para los plantígrados.

La instalación en la que estaban los animales, además de estar en medio del pueblo, entre un parque infantil y un aparcamiento público, no disponía de los requisitos de seguridad adecuados para albergar animales de esta especie.

En mayo de 2013, la Comisión Técnica de Inspección de Núcleos Zoológicos con Fauna Salvaje de la Generalitat visitó las instalaciones  y envió una resolución donde se establecieron las medidas correctoras necesarias -en términos de seguridad del recinto- que había que poner en marcha y dio un plazo máximo para llevarlas a cabo. Tras meses de conversaciones, el Ayuntamiento de Arties vio la dificultad de alcanzar los requisitos de seguridad y de bienestar para los osos, y accedió a reubicarlos en un santuario.

En cuanto FAADA logró tener los permisos por parte de las autoridades húngaras Mimo y Aran fueron trasladados al santuario donde actualmente viven felices.

“Queremos felicitar al Ayuntamiento de Arties por su decisión y colaboración, y al Consejo de Aran y la Generalitat de Cataluña por su coperación, ya que finalmente hemos podido trabajar en equipo y lograr así hacer realidad el traslado de Mimo y Aran. También queremos agradecer a todos los otros colaboradores, como los Agentes Rurales y los Mossos, cuidadores, y en especial al veterinario Robert Melero de Zootransfer. Sin la coordinación y colaboración de todos no lo habríamos conseguido“, explicaban desde FAADA.

En cualquier caso, veinte años después los dos osos han podido ser trasladado a Hungría, donde, según FAADA, "después de pasar un mes en cuarentena, podrán disfrutar de 30 hectáreas de bosque junto con otros osos procedentes de rescates de toda Europa, para el resto de sus vidas".

Hazte Eco | EFE | Madrid | 20/10/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.