YA SON 31 LOS EJEMPLARES QUE HABITAN EN LA CORDILLERA

YA SON 31 LOS EJEMPLARES QUE HABITAN EN LA CORDILLERA

Nacen diez oseznos en el Pirineo en 2016, un hito histórico desde su reintroducción

Grandes noticias. Durante el 2016, diez oseznos nacieron en el Pirineo, lo que supone un hito histórico desde que fueron reintroducidos en el año 1996. Así ya son 31 los ejemplares de oso los que habitan en esta cordillera, donde ya han empezado a despertar de su hibernación.

Nacen diez oseznos en el Pirineo en 2016, un hito histórico desde su reintroducción
Nacen diez oseznos en el Pirineo en 2016, un hito histórico desde su reintroducción | Agencias

Ya se han podido captar las primeras imágenes del año de los oseznos que se habían recluído durantes los fríos mesdes de invierno. Ha sido posible gracias a los técnicos de la Generalitat de Cataluña.

La mayoría de los 31 osos contabilizados en el Pirineo viven en la zona de Arán y en el Parque Natural del Alto Pirineo, donde los técnicos continúan llevando a cabo el proyecto europeo Piroslife de consolidación del futuro del oso pardo.

Los 31 ejemplares contabilizados son cinco machos adultos (Pyros, Goiat, Peludo, Esmolet, y Pepito) y diez hembras adultas (Hvala -con dos crías de segundo año-, Bambou -con dos de primer año-, Caramelles -con dos de primer año-, Boavi -con dos de primer año-, Caramellita -con tres de segundo año-, Plume -con una de segundo año-, Nheu -con tres de primer año-, Fadeta -con una cría de primer año-, y Patoune y una última osa, sin nombre, que no tienen crías.

Estos nacimientos, durante 2016, suponen todo un hito histórico desde su reintroducciónen 1996. Los expertos han comprobado que Goiat ha hibernado durante 107 días, desde el 28 de noviembre de 2016 hasta el 16 de marzo de 2017. 

Durante este tiempo, este osezno se ha despertado varias veces y ha hecho alguna salida de no más de 100 metros de distancia de la cueva que ocupaba, situada en el Valle de Varradòs (Arán), a más de 2.300 metros de altitud, en una zona sin vegetación y totalmente cubierta por la nieve.

El pequeño osezno está controlado, permanentemente, gracias al collar emisor que lleva puesto lo que permite conocer sus movimientos, hábitos y costumbres.

Hazte Eco | EFE | Madrid | Actualizado el 03/08/2018 a las 19:07 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.