OPERACIÓN SALIDA NAVIDAD

OPERACIÓN SALIDA NAVIDAD

Si conduces bajo los efectos del alcohol o las drogas, el riesgo de accidente se multiplica por dos

Las fiestas navideñas son especialmente proclives a reuniones de amigos y familiares, comidas y cenas que además en la inmensa mayoría de los casos llevan aparejadas el desplazamiento en automóvil, ya sea por vías urbanas o interurbanas.

Un agente de la Guardia Civil, durante la campaña de control del consumo de alcohol y drogas.
Un agente de la Guardia Civil, durante la campaña de control del consumo de alcohol y drogas. | EFE

Se trata por tanto de un peligroso cóctel que dada la idiosincrasia de nuestro país hacia el alcohol y la permisividad social que existe hacia el consumo moderado del mismo genera un altísimo riesgo en nuestras vías, incluso superior al que se sufre en otras épocas del año. El vino de la cena, los aperitivos previos y el cava posterior en fechas muy específicas como el 24 y el 31 de diciembre llevan a muchos conductores a coger el volante tras haber ingerido unas cantidades poco recomendables de alcohol. Las fiestas, las salidas nocturnas, los encuentros con amigos en locales o domicilios particulares de la gente más joven también comportan un aumento en el consumo de diferentes tipos de drogas que, además, en muchas ocasiones vienen acompañadas de la ingesta de alcohol.

Efectos

Dado que es cierto que el alcohol no afecta a todos de igual manera y que ello lleva a muchos a contestar con el consabido “voy bien” ante la pregunta de alguien sobre su estado queremos mostrar los efectos del alcohol en todos. Efectos comprobados de manera científica en un estudio llevado a cabo por la doctora en Ciencias Biomédicas y especialista en Toxicología Forense, Nuria Guisandez, en el contexto de su Tesis Doctoral sobre la influencia del alcohol en la conducción y llevado a cabo con la colaboración entre otros de Ponle Freno, que cedió para las pruebas su simulador de conducción

En dicho estudio se estudian tres factores fundamentales; la afectación en la agudeza visual cercana y lejana, la respuesta pupilar, la modificación del tiempo de respuesta, la modificación de la velocidad y la respuesta psicomotriz. En el estudio se ha contado con 123 voluntarios (80 hombres y 43 mujeres), mayores de edad, analizando tres grupos de edad; menores de 24 años, entre 25 y 39 años y mayores de 40 años.

Todas las pruebas se han llevado a cabo sin superar la tasa permitida de 0,25 mg de alcohol en aire expirado, con lo que los resultados por encima de esa tasa son más que previsibles. La agudeza visual cercana disminuye tanto en la medición monocular como binocular. La respuesta en las pupilas se ralentiza bajo el efecto del alcohol haciendo que tarden más en acomodarse a los estímulos luminosos. Aumenta notablemente su tamaño, lo que produce fotofobia. En cuanto a la respuesta neurológica, único aspecto positivo, al disminuir el tiempo de reacción, que se contrarresta con la respuesta psicomotriz, resultando en todos los casos un aumento en la distancia de detención del vehículo ante un obstáculo. La velocidad se incrementa de manera inconsciente resultando que paradójicamente por encima de la tasa legal se tiende a reducir.

Como resumen se puede concluir que el alcohol condiciona la conducción de manera incontestable tras el estudio. Por su parte las drogas afectan de distinta manera en función de la sustancia. Mientras unas deprimen el sistema nervioso, otras lo activan, en cualquier caso de manera patológica. Es por eso que aquí no hay grados, el hecho de dar positivo en drogas implica la máxima sanción.

Consumo

La Memoria del Instituto Nacional de Toxicologia nos muestra los resultados de los análisis en las víctimas del año 2015. El 43,1 por ciento de los conductores fallecidos en 2015 dieron positivo en sangre por alcohol drogas o psicofármacos, un índice que aumenta respecto a las cifras de 2014 que arrojaron el dato del 39,09%. En el informe se recogen los datos de 900 fallecidos, de los cuales 638 han sido conductores, 179 peatones y 83 acompañantes. En cuanto a los conductores con resultados positivos el 66, 9 % lo fue por alcohol, el 31,6 por drogas y el 26,6 dio positivo en psicofármacos. De los positivos en alcohol el 70% presentó una tasa superior a 1,2 gr/litro. Esa tasa se elevó al 74,5% en el caso de los peatones atropellados.

En cuanto a drogas la sustancia más detectada fue la cocaína con un 49,4% de los positivos, seguida del cannabis con el 43,7% y los opiáceos derivados de la morfina con un 13,8%. En cuanto a los peatones de los 179 casos analizados el 46,4% dio positivo, de los cuales el 56,6% había consumido alcohol, el 37,8% psicofármacos y el 33,7% algún tipo de droga.

La última Campaña de la DGT llevada a cabo entre el 12 y 18 de Diciembre no arroja resultados alentadores. Se han llevado a cabo casi 130.000 pruebas en controles resultando positivos 1.912 conductores, de los cuales 1.392 lo han sido en alcohol y 518 en drogas.

Este es el estado actual de las cosas en cuanto a consumo de sustancias psicoactivas que afectan a la seguridad vial, tanto en los conductores, como en los peatones. Está en nuestra mano reducir unas cifras tan nefastas y tomar conciencia de que la mejor tasa de alcohol es 0,0 y que ninguna sustancia, legal o ilegal es buena compañera al volante.

Ponle Freno | Madrid | Actualizado el 03/08/2018 a las 23:54 horas

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.