NUEVA MUTACIÓN EN LA FORMA DE 'ALPHA-1'

NUEVA MUTACIÓN EN LA FORMA DE 'ALPHA-1'

Identifican una nueva enfermedad "muy rara" en niños: solo hay tres casos en todo el mundo

Un grupo de investigadores de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, han identificado una nueva enfermedad rara y grave, que provoca en los niños ataques epilépticos, pérdida de magnesio en la orina y una inteligencia menor. Ya se han diagnosticado a dos niños en Europa y otro niño en Canadá. Todos ellos con edades comprendidas entre 4 y 6 años.

Niña jugando
Niña jugando | Archivo

Mediante una técnica de análisis genético, parte de un consorcio internacional formado por científicos de Alemania, Inglaterra, Austria y Holanda, descubrieron que la enfermedad es causada por una nueva mutación en uno de las cuatro formas de la bomba de sodio-potasio conocida como 'Alpha-1'. A pesar de que los niños tienen los mismos tres síntomas, no tienen el mismo defecto genético, ya que los aminoácidos en la proteína de la bomba que están alterados genéticamente son diferetentes.

"La forma de 'Alpha-1' que muta se encuentra tanto en los riñones como en el cerebro. La mutación conduce a los riñones, que normalmente absorben magnesio, a secretar la sustancia en la orina; esta pérdida de magnesio desencadena las convulsiones epilépticas. Las convulsiones se producen porque la bomba de sodio y potasio también es extremadamente importante para las funciones del cerebro, lo que significa que administrar suplementos de magnesio extra no ayudará a prevenir las convulsiones", ha explicado Bente Vilsen, una de las principales autoras de este trabajo, publicado en la revista 'American Journal of Human Genetics'.

El tercer signo de la enfermedad, es el retraso mental y debería atribuirse a la falta de oxígeno en el cerebro durante las convulsiones, según estos científicos. Los niños comparten el rasgo común de que las mutaciones destruyeron el funcionamiento de la bomba de sodio-potasio. Este conocimiento es importante porque comprender el papel de la bomba es el primer paso hacia el desarrollo de métodos de tratamiento eficaces", señalan.

El grupo de investigación trabaja para lograr este objetivo, aunque, reconocen, la enfermedad es "muy rara".

"Tres casos han aparecido en dos lugares diferentes en Europa y en Canadá, y probablemente no sean los únicos. Este nuevo conocimiento sobre la enfermedad probablemente signifique que los médicos en el futuro estarán más conscientes de que la pérdida de magnesio en combinación con la epilepsia puede ser causada por defectos genéticos en la bomba de sodio y potasio", detalla.

Agencias | Madrid | 15/01/2019

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.