A TRAVÉS DEL TRASPLANTE CÉLULAS IPS

A TRAVÉS DEL TRASPLANTE CÉLULAS IPS

Prueban en monos una terapia experimental contra el Parkinson

Científicos del Centro de Investigación y Aplicación de Células iPS de la Universidad de Kyoto, en Japón, han llevado a cabo un estudio en el que han demostrado una mejora en la salud de monos con síntomas de Parkinson, tras el trasplante de neuronas preparadas a partir de células iPS humanas para enfermedades neurodegenerativas.

Prueban en monos una terapia celular contra el Parkinson
Prueban en monos una terapia celular contra el Parkinson | Agencias

El Parkinson degenera en el cerebro las neuronas dopaminérgicas (DA), cuando aparecen los primeros síntomas, el paciente ha perdido más de la mitad de éstas. Además, varios estudios han demostrado que el trasplante de neuronas DA, hechas a partir de células fetales, puede mitigar la enfermedad. Pero el uso de tejidos fetales aún es controvertido.

Las células iPS pueden estar hechas de sangre o piel, por lo que los investigadores plantean utilizarlas para tratar a los pacientes. Las células DA hechas de células iPS son fáciles de obtener y se pueden estandarizar para usar sólo las mejores para la terapia, según indican los expertos.

Para probar la seguridad y la eficacia de éstas, los expertos hicieron neuronas DA de diferentes líneas de células iPS, algunas fueron diseñadas con células iPS de donantes sanos, otras fueron a partir de pacientes con enfermedad de Parkinson. Los resultados dependían de la calidad de las células, y no de la cantidad que sobrevivían. Para entenderlo buscaron genes que mostraron diferentes niveles de expresión, así hallaron 11 que podrían marcar la calidad de los progenitores, uno de esos fue Dlk1, uno de los marcadores predictivos de la calidad celular para las neuronas DA hechas de células madre embrionarias y trasplantadas en ratas.

Otro de los resultados más destacados del estudio ha sido el método utilizado para evaluar la supervivencia celular en el cerebro del huésped, con lo que se demostró que la resonancia magnética y la tomografía por emisión de patrones son opciones para evaluar al paciente tras la cirugía, por ser modalidades de imagen no invasivas.

En un estudio relacionado, se muestra que, para que un trasplante tenga éxito, el donante y el paciente deben tener antígenos de leucocitos humanos correspondientes para evitar el rechazo del tejido.

Con este estudio se demuestra que las neuronas de dopamina derivadas de células iPS de monos con complejo de histocompatibilidad mayor sincronizado (MHC) estimulan mucha menos neuroinflamación cuando se trasplantan a cerebros de mono, que las neuronas de dopamina derivadas de células iPS de mono sin igual MHC, aunque no se eliminó completamente la necesidad de inmunosupresores.

Los hallazgos sugieren que la combinación de HLA (antígenos leucocitos humanos) para las terapias con células iPS, mejorarán los resultados en pacientes con enfermedades neurodegenerativas.

Seguro que te interesa

Agencias | Madrid | 04/09/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.