MAYOR IMPACTO NEGATIVO EN ZONAS DEL MEDITERRÁNEO

MAYOR IMPACTO NEGATIVO EN ZONAS DEL MEDITERRÁNEO

No adaptarnos al cambio climático tiene un impacto económico incierto

El cambio climático trae consigo efectos meteorológicos extremos que aumentan las temperaturas y las precipitaciones, provoca inundaciones y sequias, eleva el nivel del mar y reduce las capas de hielo. Por ello, es necesario que nos adaptemos a este fenómeno que trae consigo un impacto socio-económico aún incierto, con constes que varían según las proyecciones del calentamiento global en las distintas zonas del Planeta. Para solucionar este problema las ciudades y regiones europeas acaban de aprobar una serie de recomendaciones para mejorar la estrategia europea de adaptación al cambio climático.

No adaptarnos al cambio climático tiene un impacto económico incierto
No adaptarnos al cambio climático tiene un impacto económico incierto | Agencias

Los efectos del cambio climático se observan y las ciudades y regiones europeas, que son las primeras en sufrir sus consecuencias, padecen de forma creciente fenómenos climáticos extremos como tormentas, inundaciones, olas de calor o sequias.

Por ello, los distintos países europeos han aprobado una serie de recomendaciones dentro de la posible revisión de la estrategia de la adaptación al clima de la Unión Europea (UE) aprobada en 2013 y cuya evaluación se realizará por el Parlamento y el Consejo Europeo durante este año 2017.

Entre estas propuestas está aumentar la colaboración entre los niveles administrativos, un crecimiento de los fondos para instruir a agentes locales sobre los retos y las oportunidades de la adaptación al clima o reducir las trabas administrativas para acceder a dichos fondos.

Los entes locales y regionales también apoyan un trabajo más estrecho con las compañías de seguros para la prevención de riesgos, desarrollar proyecciones climáticas y fomentar iniciativas de divulgación del riesgo climático. 

El impacto económico de este cambio climático, tanto en Europa como en el resto del mundo, es incierto y depende de cada región. Por ejemplo, los impactos más negativos se sitúan en la región mediterránea y en Europa sudoriental debido a la demanda de energía, la productividad agrícola y los efectos sobre la salud, el turismo de verano y los ecosistemas, ha asegurado la Agencia Europea de Medio Ambiente.

"La financiación climática es un aspecto clave que debemos abordar", ha afirmado Sirpa Hertell, concejala del ayuntamiento finlandés de Espoo, que también ha señalado la dificultad de los municipios y regiones para acceder a los Fondos EIE, Horizonte 2020, LIFE, Fondo de Solidaridad de la UE o el Mecanismo de Financiación Natural.

"Hemos de considerar la posibilidad de revisar las condiciones previas para acelerar y facilitar el acceso a los fondos para el clima", ha señalado Hertell.

De la misma forma, el Comité Europeo de las Regiones (CDR) está trabajando para que la Comisión Europea (CE) dé más apoyo a las ciudades y regiones en la proyección climática y la evaluación de riesgos mediante el refuerzo de la investigación. De esta forma, se identificarán los instrumentos adecuados para prevenirlos y se podrán crear unas redes de servicios climáticos en el marco del programa de financiación Horizonte 2020.

La Estrategia de la UE sobre adaptación al cambio climático fue adoptada en 2013 por la CE con tres objetivos: animar a los Estados miembros a adoptar estrategias de adaptación al cambio climático, subsanar las lagunas de conocimientos a través de servicios de información, como la Plataforma Climate-Adapt, y fomentar la adaptación de los principales sectores vulnerables a través de la agricultura, la pesca y la política de cohesión.

Hazte Eco | EFE | Madrid | 15/02/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.