GARANTIZAR LA SEGURIDAD CIUDADANA

GARANTIZAR LA SEGURIDAD CIUDADANA

Cuatro Comunidades Autónomas ponen en marcha un protocolo para proteger al oso pardo

Cantabria, Castilla y León, Asturias y Galicia son las cuatro Comunidades Autónomas españolas que pondrán en marcha un protocolo de intervención con osos pardos para garantizar la seguridad de las personas y la conservación de esta especie en peligro de extinción.

Se pone en marcha un protocolo de intervención con osos pardos en cuatro comunidades
Se pone en marcha un protocolo de intervención con osos pardos en cuatro comunidades | Agencias

Cuatro Comunidades Autónomas van a llevar a cabo un protocolo de actuación para preservar la especie del oso pardo, un animal en peligro de extinción, a la vez que garantizan y previenen de incidentes a los núcleos poblados de zonas cercanas a su hábitat.

Cantabria, Castilla y León, Asturias y Galicia han creado el primer documento de España,  que recoge distintas pautas de actuación ante la presencia de ejemplares y prevenir incidentes o conflictos si se acercan a humanos.

Las comunidades autónomas han trasladado el protocolo al Ministerio de Medio Ambiente para que lo conozca y, si así lo desea, lo traslade a otros territorios con presencia de osos, como la zona pirenaica.

Este plan tiene lugar en un momento en el que el incremento de las poblaciones oseras, tanto en la zona occidental como oriental de la Cordillera, pueden provocar incidentes inesperados.

Para llevar a cabo estas medidas se establecerán la creación de unos equipos específicos de intervención de cada comunidad, con personal técnico, guardas y veterinarios.  Estos equipos dispondrán de material anestésico, de captura, transporte y manejo.

El documento recoge varios tipos de comportamientos de osos susceptibles de requerir una intervención para disuadirlos y tratar de que se alejen de la zona, o para capturarlos y apartarlos, con el traslado a un centro veterinario.

Se distinguen actuaciones en función de, si por ejemplo, están heridos, enfermos, atrapados en trampas o crías abandonadas, si se tratan de osos que acuden de manera reiterada a zonas habitadas en busca de alimento, o si son agresivos o peligrosos.

Con este proyecto se pretende estar preparados y concienciar a la población de que los osos “al final son animales y no es cuestión de acercarse o enredar”, ha señalado la Consejería de Medio Rural de Cantabria

Este protocolo era una vieja aspiración de organizaciones como la Fundación Oso Pardo (FOP) y su presidente ya ha remarcado la "buena noticia" que supone que "por fin" este proyecto pueda ver la luz en breve.

En total, en la cordillera Cantábrica hay aproximadamente 250 osos, 200 en Asturias y León mientras que en el núcleo oriental se cuentan en torno a 40 osos.

Hazte Eco | EFE | Madrid | 06/02/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.