SEGÚN EL CENSO DEL LINCE IBÉRICO 2015

SEGÚN EL CENSO DEL LINCE IBÉRICO 2015

La población de lince ibérico supera los 400 ejemplares

El censo de lince ibérico correspondiente al año 2015 refleja un importante aumento de la población, alcanzando los 404  ejemplares, con 120 hembras reproductoras, repartidas en cinco áreas de la Península Ibérica: Doñana (Andalucía), Sierra Morena (Andalucía y Castilla-la Mancha), Montes de Toledo (Castilla-La Mancha), Valle de Matachel (Extremadura) y Vale do Guadiana (Portugal). Se trata del mejor dato de los últimos 15 años.

El lince Lucero
Lince ibérico | EF

Por fin son buenas noticias para el lince ibérico. Así, con estas cifras "esperanzadoras", WWF pide frenar las dos grandes amenazas a las que tiene que hacer frente este animal:  los atropellos en carreteras y, sobre todo, la escasez de conejos, su principal alimento.

Los datos difundidos confirma que "la evolución de la especie continúa siendo favorable, pese a la crítica situación del conejo de monte en la mayor parte de la Península y en particular en sus dos áreas de distribución histórica (Sierra Morena y Doñana)".

WWF valora positivamente el censo de lince de 2015 ya que confirma que la evolución de la especie continúa siendo favorable, a pesar de la crítica situación del conejo de monte en la mayor parte de la Península Ibérica y en particular en sus dos áreas de distribución histórica (Sierra Morena y Doñana). 

Los seguimientos realizados dentro del proyecto Iberlince indican que, debido al impacto de la nueva cepa de la enfermedad hemorrágico vírica (RHD), las poblaciones han caído más de un 50% en la mayor parte de las zonas linceras.

Esta situación, según WWF, es especialmente preocupante en el entorno de Doñana, cuya población, pese a mantener un alto número de hembras territoriales, se ha visto reducida por segundo año consecutivo a valores de hace cinco años y con un número de cachorros muy bajo.

El otro peligro es la alta mortalidad causada por los atropellos, con un total de 51 ejemplares muertos en las vías en los últimos tres años, motivo por el que WWF lanzó su campaña online 'Ni un lince más atropellado' y que ha permitido, junto a la labor de las administraciones, que en 2015 se frenaran los atropellos, con 15 muertes en las carreteras frente al máximo histórico de 2014: 22 felinos.

Para WWF, otro elemento positivo es que se empieza a consolidar la presencia del lince más allá de Andalucía, con el crecimiento de los núcleos en Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal y el nacimiento de la primera cría de esta especie confirmada en Extremadura, gracias al trabajo realizado por el proyecto Life+Iberlince.

EFE | Madrid | 05/04/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.