CUANDO LO ENCONTRARON PESABA 1,6 KILOS

CUANDO LO ENCONTRARON PESABA 1,6 KILOS

Sherman, el erizo con sobrepeso que no podía caminar

Sherman no es un erizo normal. Cuando los encontraron estaba, sin poder moverse, por las calles de Tel Aviv (Israel). El motivo es que padece sobrepeso como consecuencia de haberse comido la comida que la gente dejaba para los gatos callejeros. Sherman pesa 1,6 kg, el doble de lo que debería. Esta es su historia.

Sherman, uno de los erizos tan obesos que ha no podía enroscarse sobre sí mismo
Sherman, uno de los erizos tan obesos que ha no podía enroscarse sobre sí mismo | Reuters

Sherman no es un erizo perezoso ni tiene ningún problema pero, para él hacer cualquier movimiento supone todo un mundo.

Al igual que otros erizos, Sherman se ha aficionado a comerse la comida que la gente deja en las calles para los gatos abandonados, lo que ha provocado que pese 1,6 kilos, el doble de lo que debería.

Cuando lo encontraron, lo trasladaron al Zoológico de Ramat Gan, en Tel Aviv (Israel) donde sus cuidadores le han puesto a dieta. No solo por su problema de sobrepeso, también porque no puede 'hacerse bola' para protegerse de sus depredadores.

Así, aunque a Sherman le queda mucho camino para conseguir el peso adecuado, ya ha perdido 120 gramos, sus cuidadores calculan que podrá volver a casa en verano. ¡Ánimo, Sherman!

Hazte Eco | Agencias | Madrid | 09/01/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.