Los peligros en Internet son muchos, desde algunas empresas que comercializan con tus datos hasta piratas informáticos especializados en secuestrar información. Hay que exigir una navegación que no invada nuestra privacidad más de lo que ya lo hace, porque lo hace. Todas nuestras acciones en la red dejan un rastro sobre nosotros.

Por ello, te dejamos diez consejos para navegar más seguro en Internet:

  • 1. Usa contraseñas fuertes y protégete con un gestor

La contraseña es la llave que junto a nuestro nombre de usuario nos da acceso a ordenadores, cuentas de correo o cuentas bancarias. Aunque no lo creas la mayoría de los accesos a cuentas de correo o ordenadores se producen porque utilizamos contraseñas "débiles", como "1234567890", nuestra fecha de nacimiento o el nombre de nuestros padres. Hace poco incluso a un importante magistrado del Tribunal Supremo unos piratas informáticos entraron a sus cuentas al averiguar que la palabra clave era el nombre de un ser querido.

Lo ideal para conseguir contraseñas "fuertes" sería utilizar claves de al menos 8 caracteres en los que mezclemos números y letras. Esto protege nuestro acceso aunque, claro, lo hace más difícil de memorizar.

Busca reglas que te ayudan a crear estas contraseñas, por ejemplo, utilizando la primera letra de cada palabra de una frase que no olvides. MVPEMQ100V (Más Vale Pájaro En Mano Que 100 Volando).

Cambia de forma regular de contraseña, sobre todo en aquellas que den acceso al material más sensible (correo, cuentas bancarias, los dispositivos principales).

Después tienes la opción de un gestor de contraseñas, aplicaciones (algunas de pago y otras no) que almacenan tus claves, te enseñan a cuidarlas y gestionarlas. Con estos gestores puedes crear contraseñas aleatorias y fuertes y el propio gestor te las almacena.

La aplicación 1Password gestiona tus contraseñas de forma segura | LLC

  • 2. Dobla la seguridad de tus cuentas y cuida tu privacidad en redes sociales.
Proteger tus contraseñas y el acceso a tu cuenta es fundamental para evitar ataques. Con la opción de verificar tu cuenta en dos pasos añades una capa extra de protección a tu cuenta.

Si en algún momento pasara algo con tu cuenta, si alguien extraño intentase entrar, este sistema protegería el acceso.

Todo lo que haces en redes sociales deja rastro, y toda esa información la almacenan y comercializan las empresas. Aunque hoy en día es difícil despegarse de las redes sociales, te recomendamos que revises y te plantees hasta que punto quieres que sepan de ti.

  • 3. Encripta los dispositivos:

Si pierdes tu teléfono o te lo roban, quien se vea con él puede intentar acceder o exportar todos los datos que tu móvil contiene. Para ello es importante habilitar el cifrado en cada teléfono y ordenador que uses. Esto hace que sea casi imposible sustraer tus datos si alguien se hace con alguno de tus dispositivos.

  • 4. Utiliza una Red Privada Virtual (VPN)

La Red Privada Virtual (Virtual Private Network) es un tipo de extensión virtual a Internet que permite crear una red local. Es una herramienta útil y necesaria para asegurar tu conexión a Internet. Garantiza que el flujo de datos esté encriptado, evitando así que puedan rastrearte.

Una de las características que destaca de la VPN son los túneles de datos. Lo habitual cuando usas Internet es que tu tráfico de datos vaya de tu dispositivo a tu proveedor de Internet, pero de ese proveedor irá directo a la VPN, que se encargará de enviarlo al destino. Lo que hace la VPN es cifrar la conexión, de modo que tu dirección IP es la del servidor VPN.

  • 5. El navegador y el motor de búsqueda que uses no pueden abusar de tu privacidad

Los navegadores los utilizamos cada vez que queremos acceder a la Web. Es importante que tu navegador te proteja contra el seguimiento, huellas digitales o anuncios no deseados.

La mayoría de los usuarios usan Google Chrome, que es el navegador que menos asegura la privacidad del mercado.

Con los motores de búsqueda pasa algo parecido, cada vez que queremos buscar algo en Internet utilizamos un motor de búsqueda. El más utilizado aquí es Google, que lo sabe todo de nosotros, y negocia con nuestros datos. En cuanto a motores de búsqueda, DuckDuckGo es un motor que no almacena tu historial, tus permisos de ubicación y personalización son estrictos y publican contenidos que ayudan a estar más seguros navegando.

DuckDuckGo es un motor de búsqueda que procura asegurar la privacidad del usuario. | LLC

  • 6. Utiliza un “proveedor” de correo electrónico que no use tu privacidad

El correo electrónico es el sustituto digital del correo ordinario. Es la herramienta más utilizada en los ámbitos laborales.

Es recomendable que la empresa proveedora de esta mensajería no lea ni recopile tus correos, utilizando los datos de los mismos para orientar los anuncios en función de lo que hablas en tu entorno.

  • 7. Revisa los permisos de ubicación, cámara y otros dispositivos

Los permisos es lo que aceptamos (por lo general, obligatoriamente) para que una aplicación que acabamos de descargar pueda acceder a la cámara, localización, micrófono o galería de fotos. A veces nos deja denegarlos, pero en otras, la mayoría, si no lo aceptas no puedes utilizar las funciones de la aplicación.

Para estar seguro en Internet tienes que revisar todas las aplicaciones a las que le has habilitado los permisos. Lo ideal es que revises y solo aceptes los permisos de las aplicaciones en las que confíes.

  • 8. Revisa y elimina los metadatos adjuntos en las fotos que compartes

Los metadatos son una información adicional que va adjunta en las fotos o vídeos que compartes. Son datos que describen otros datos, una ficha descriptiva. Por ejemplo, cuando compartes una foto, una persona que tenga acceso a esa foto podrá ver dónde o cuándo hiciste la foto

Al hacer fotos y vídeos queda un rastro y una información, el etiquetado geográfico es el proceso en el que se agrega identificación geográfica a los archivos multimedia. En la mayoría de redes sociales se eliminan los datos de las fotos pero en galerías propias o subiendo tus propias fotos, esto puede desvelar tu ubicación.

Los metadatos es lo más valorado en el mundo de los datos, el conjunto es lo que interesa a las empresas que trafican con la información personal. Es recomendable que seas cuidadoso y te asegures de no dar información confidencial al compartir tus archivos.

  • 9. Ten cuidado con los ataques de phishing

El phishing es el intento de obtener información confidencial de un usuario al disfrazarse como una persona o compañía de confianza. Ocurre a menudo a través del correo electrónico, donde por medio de algún correo publicitario engañoso te incita a pulsar en un enlace que lleva a una página de inicio de sesión falsa.

Esta página de inicio de sesión envía toda la información que introduzcas al pirata informático, que ya tendría información delicada tuya. Y además se la has dado tú.

Los ataques cada vez son mejores, más reales y nadie se libra de poder caer en un engaño tan sofisticado.

Es recomendable aprender conceptos básicos del phishing para estar preparado en el caso de que pueda pasarte.

  • 10. Mantén sus dispositivos actualizados

Las empresas tecnológicas corrigen en las actualizaciones diferentes ranuras de seguridad que puedan servir de puerta para hackers. Algunos de los hacks más famosos de la historia reciente fueron posibles porque alguien no pudo actualizar su software.

Las actualizaciones hay que aplicarlas tan pronto como sea posible, incluso es recomendable que busques actualizaciones en dispositivos que no notifiquen los parches disponibles para actualizar su software.