El departamento que dirige Pere Navarro ha concretado que se trata de actividades que se pueden realizar en los talleres de memoria o programas de estimulación cognitiva, que habitualmente realizan este tipo de usuarios, y en las que se ha abordado la seguridad vial como aprendizaje.

En este sentido, la DGT ha asegurado que son actividades flexibles, que se adaptan tanto al rol vial como a los diferentes entornos.

'Itinerarios' ha sido desarrollado junto a la Asociación de Entidades de Educación de Personas Adultas (FAEA) con la participación de profesionales de diferentes ámbitos como educadores, gerocultores, animadores socioculturales, auxiliares de clínica, médicos, psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, conductores, policías locales, entre otros.

Los contenidos de esta guía están enfocados al principal rol de las personas mayores y los riesgos asociados a él, el de peatón.

Entre otros, 'Itinerarios' incide en cómo caminar por la calle, sortear obstáculos, pararse a descansar o hablar de forma segura por el móvil mientras se camina. Este manual también aborda cómo compartir la vía con todo tipo de vehículos, los tradicionales y los más novedosos como los patinetes eléctricos.

Tráfico ha recordado que en la década 2009-2019 la tasa de personas fallecidas en accidentes de tráfico que menos se ha reducido es la de los mayores de 65 años. Además, ha destacado que este colectivo representa el 19,6% de la población española, el 16,5 % de los conductores y el 26 % de los fallecidos en accidente de tráfico.

El patrón de siniestralidad es diferente en función de la vía en la que tiene lugar el accidente. Así, en carreteras interurbanas, las personas mayores de 65 años fallecen como conductores y en vías urbanas, como peatones.