Las fotos se registraron en una operación de vigilancia del espacio aéreo sobre el territorio de las provincias de Tampopara y Manu, donde se extienden varias áreas naturales protegidas por el Estado.

El material se ha grabado a 5.000 pies de altura y permitirá a las autoridades establecer los niveles de afectación al medioambiente y la biodiversidad, y precisar las zonas vulnerables a desastres naturales para tomar medidas de protección. Utilizaron una aeronave C-26B, dotada de un sensor aerotransportados ADS80, que fotografía, y de una cámara FLIR STARFIRE HD, que graba en alta resolución.

Un dron capta la deforestación en la selva amazónica de Perú
Un dron capta la deforestación en la selva amazónica de Perú | Agencias

Por otro lado, se emplearon vehículos aéreos no tripulados de ala fija y drones de ala rotatoria con cámaras de vídeo HD, multiespectral y fotogramétrica. El avión C-26B registró 134 kilómetros lineales de imagen, cubriendo un área total de 26.200 hectáreas. Y los UAV y los drones obtuvieron cerca de 800 fotografías aéreas y tres horas de vídeo HD.

 

El material ha sido analizado por el Centro de Vigilancia Amazónico Nacional y se han obtenido productos como ortomosaicos georreferenciados, fotoíndices, modelos de elevación digital y curvas de nivel, que permiten apreciar mejor las actividades ilícitas y sus puntos de ubicación en Madre de Dios. Las imágenes se entregarán al Ministerio Público, Ministerio de Cultura, Gobierno regional de Madre de Dios y la capitanía de Puerto de la Marina de Guerra para la investigación de los presuntos ilícitos y la protección de la biodiversidad en Madre de Dios, región peruana limítrofe con Brasil y Bolivia.