Y NO CONTAMINAR LAS PLAYAS Y LOS OCÉANOS

Y NO CONTAMINAR LAS PLAYAS Y LOS OCÉANOS

Veinte consejos para reducir el uso del plástico

Prácticamente casi todo lo que nos rodea está hecho de plástico. Bolsas, ropa, envoltorios, envases, etc. Si nos esforzamos por reducir su uso evitaremos que muchas playas y espacios naturales se llenen de cantidades de plásticos que, incluso, pueden ocasionar la muerte a algunas especies marinas.

Botella de plástico
Botella de plástico | Agencias

El plástico es un problema creciente para el medio ambiente debido a que no se descompone. De hecho, muchas de las bolsas y botellas que utilizamos acaban en el agua y permanecen allí cerca de mil años. El Océano Pacifico, por ejemplo, contiene tal cantidad de residuos plásticos que cubre un área equivalente a dos veces el tamaño de los Estados Unidos.

En la actualidad no existe una sola playa en el mundo que no esté contaminada, ni siquiera en la Antártida, donde el 100% de las muestras de arena dan positivo en contaminación por microplásticos.

El plástico está acabando con los océanos y su biodiversidad. Muchas son las especies marinas que mueren por la ingesta accidental de plástico o por asfixia, como ocurre con los Albatros, un tipo de ave acuífera que en ocasiones por accidente alimentan con plásticos sus crías lo que supone terribles consecuencias para ellas.

Por esta y muchas otras razones, te enseñamos como puedes contribuir con el planeta con algunos consejos:

1- Reutiliza los envases de plástico que ya tienes en casa. Lo mejor es guardarlos para almacenamiento u otros usos.

2- Rellena tu propia botella de agua reutilizable o termo en lugar de comprar botellas de plástico o tazas de espuma de polietileno o papel plastificado.

3- Si puedes, inverte en un sistema de filtración de agua en vez de beber agua embotellada.

4- Dale otro uso a las bolsas de la compra, puedes llevar algunas en el bolso o el maletero del coche, de esta manera estarán siempre a mano.

5- Compra alimentos en envases de vidrio en lugar de comprarlos en frascos enlatados, la mayoría de estos están revestidos de plásticos.

6- Cuando vayas a comprar algo hecho de plástico, pregúntate si realmente lo necesitas.

7- Utiliza los envases que ya tienes en vez de comprar nuevos en las tiendas.

8- En tus viajes, lleva tus propios productos, así evitas comprar nuevos.

9 - En los días de tu periodo, pásate a la copa menstrual en vez de slips o tampones con aplicadores de plástico envueltos individualmente.

10 - Carga tus compras en bolsas de tela o en el carrito para transportalas, trata de adquirir las frutas y verduras en mercados cerca de casa.

11- Utiliza vidrio, bolsas de acero inoxidable o de tela para para envolver los almuerzos.

12- Evita comprar los alimentos envasados en bandejas de espuma de poliestireno.

13- Cuando se vayan desgastando los recipientes de plástico que tienes, sustitúyelos por envases de vidrio o acero inoxidable.

14- Guarda en el coche o el trabajo, un juego de cubiertos, así no tienes que usar los que son de plástico.

15- Puedes hacer tus propios bocadillos en vez de comer los de films de plástico.

16- Guarda  los condimentos en frascos de vidrio.

17- En lugar de tirar los restos de alimentos en bolsas de plástico, aprovéchalas para hacer compost.

18- Se ha demostrado que los alimentos precocinados contienen cantidades de aditivos dañinos para el organismo y la mayor parte del tiempo son envasados en plástico, evítalos.

19- En tu día a día, a la hora de vestir utiliza prendas con tejidos naturales o de algodón y evitar el poliéster.

20- Si compras pan a diario, mejor ir a la panadería con una bolsa de tela para el pan que llevártelo envuelto en un papel hecho de plástico.

Agencias.- | Madrid | 18/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.